DeepCo

Noticias

¿Cómo sacar el mayor provecho de las tecnologías subacuáticas en las Centrales de Generación de Energía Hidroeléctrica?

Tiempo de lectura | 6 min

De acuerdo al BID, la energía hidroeléctrica es una de las formas de energía renovable más usada en el mundo, aportando cerca del 15% de la electricidad consumida a nivel global. En Colombia representa cerca del 98% de la energía total que consume el país en un año de acuerdo a la UPME. Con este nivel de demanda, es posible afirmar que el suministro eléctrico de Colombia depende en gran medida de la correcta operación de la infraestructura sumergida (o activos sumergidos), de las diferentes hidroeléctricas que hacen parte del Sistema de Interconexión Nacional (SIN).

Embalse la Esmeralda, central hidroeléctrica Chivor.

En el caso de Colombia, las empresas públicas y privadas encargadas de la generación de energía son las que están encargadas de garantizar que sus activos sumergidos estén en condiciones óptimas para suplir la demanda energética del país. La mayoría de estos activos clave para la generación hidroeléctrica se encuentran bajo la superficie del agua, lo que genera oportunidades de mejora para las empresas operadoras, como las enunciadas a continuación.

1. Evidenciar a tiempo el deterioro de la infraestructura sumergida

El envejecimiento de la infraestructura es un asunto que urge a diferentes centrales hidroeléctricas, por lo que es necesario realizar inspecciones periódicas y análisis de desgaste que permitan estimar en qué momento se deben tomar acciones sobre toda la infraestructura.

Infraestructura sumergida vista por un ROV.

El uso de vehículos tipo ROV puede facilitar en gran medida esas acciones, permitiéndole a los operadores de las centrales hidroeléctricas tener un conocimiento más específico de los puntos de mayor desgaste, ayudándolos a tomar acciones específicas, reduciendo los costos de mantenimiento y minimizando los tiempos de paro en la central de generación para realizar intervenciones mayores.

En este sentido, los servicios de fuentes de datos sumergibles, donde estas integren cámaras, luces y capacidades de navegación y desplazamiento, le permite a las empresas encargadas de la operación de las centrales hidroeléctricas obtener información de alto valor para la toma de decisiones, sin incrementar el costo de los activos de la empresa.

“Conoce más sobre estos vehículos ROV ingresa a nuestro artículo de blog  No hay que ser un ingeniero para entender de ROV

2. Reducir riesgos para el personal que realiza la inspección de los activos sumergidos

La capacidad de análisis y toma de decisiones de los seres humanos es irremplazable, y una forma de potenciar las labores de inspección que realizan los buzos para determinar el grado de desgaste o afectación de un activo sumergido, es hacer uso de tecnología que apoyen sus labores. Una de esas tecnologías puede ser un ROV, donde el apoyo puede darse en paralelo, o incluso tomar el lugar del buzo en situaciones o zonas donde sus vidas estén en riesgo. Y es en este último escenario donde se debe identificar cual es la mejor opción en términos de costo y efectividad.

Dado el alto riesgo que conllevan estas operaciones ya sea con buzos o con ROVs, es razonable que las empresas encargadas de las centrales hidroeléctricas quieran minimizar significativamente la inspección subacuática dejando pasar largos periodos de tiempo sin tener “ojos bajo el agua”, y es durante estos periodos donde puede acelerarse el desgaste de la infraestructura por variables del agua sin ser detectados. 

Por esta razón, es importante contar con fuentes de datos complementarias a los ROV y a los buzos, que den una idea del comportamiento de las variables del agua que pueden afectar la salud de los activos sumergidos, como los niveles de sedimentación, cambios en la densidad por presencia de contaminantes, el potencial de oxidación, y otros que ya hayan sido identificados por el personal de la empresa. De esta manera se pueden reducir o mitigar los riesgos para el personal que debe ingresar al agua una vez se han hecho evidentes señales de afectación a los activos sumergidos.

Ejemplo de una fuente de datos sumergible de  DeepCo para el monitoreo de entornos sumergidos

3. Maximizar el valor de los datos que se obtienen durante los paros de generación para inspección de infraestructura sumergida

Uno de los mayores dolores (si no el mayor) que puede experimentar una central hidroeléctrica, es la suspensión de la generación de energía, lo cual es posible que deba hacerse para garantizar la seguridad del personal y equipos durante las labores de inspección. Estos paros, sean programados o no, deben hacerse para las inspecciones de algunos puntos de la infraestructura sumergida.

Entre las alternativas que ofrecen las tecnologías subacuáticas para mitigar este dolor, destacamos:

  • Contar con fuentes de datos sumergibles para monitoreo continuo, que le permitan al personal encargado de las inspecciones hacerse una idea del nivel de sedimento, la temperatura, entre otras condiciones del sitio donde se realizará la inspección, de modo que puedan tomar decisiones frente a factores como tiempos de inmersión, instrumentación complementaria, entre otros.
  • Dotar los ROV para inspección de herramientas de software especializado para la navegación en espacios confinados y de instrumentos que permitan ampliar su capacidad de operación. Un ejemplo de esto, es el NaviSuite Mobula de EIVA, el cual permite integrar diferentes sensores e instrumentos para garantizar el éxito de las inspecciones.
  • Realizar batimetrías previas a las inspecciones usando tecnologías acústicas como ecosondas multihaz o monohaz, sonares de barrido lateral, o sonares de alta resolución para la generación de imágenes. Estos sistemas permiten obtener información visual del fondo  sin necesidad de entrar al agua.

“Existen vehículos que pueden operar hasta 100 m de profundidad, pesan 11 kg y transmiten video y datos de sensores en tiempo real. Déjanos tu correo para contarte con qué ROVs cuenta DeepCo y cómo podemos apoyar las inspecciones de activos sumergidos en centrales hidroeléctricas”

Para cerrar

Teniendo en cuenta los grandes volúmenes de agua necesarios para la operación de las centrales hidroeléctricas, pueden existir otros puntos en las represas que son relevantes para el proceso de generación de energía. Y es también en estos puntos, donde con el uso de tecnologías subacuáticas se puede sacar gran provecho a la  información capturada, convirtiéndola en un insumo clave para agilizar la toma de decisiones. Esto no sólo en las grandes centrales sino también en las Pequeñas Centrales Hidroeléctricas o PCH’s.

¿En qué otros puntos de las represas se pueden generar datos relevantes para la generación de energía? Responde estas tres preguntas y construiremos un roadmap (hoja de ruta) para ayudarte a sacar el mayor provecho de esos puntos estratégicos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *